sexta-feira, 1 de junho de 2007

Pois voltanto á confecçom da receita para a alegria e a sua promoçom em geral, deixo um pouco de cronopiadas cortazarianas por aqui que som santo remédio, oiga!
Mas prometam-me que quando estiverem 'daquela maneira' vai servir de algo. Estamos?



Lo particular y lo universal

Un cronopio iba a lavarse los dientes junto a su balcón, y poseído de una grandísima alegría al ver el sol de la mañana y las hermosas nubes que corrían por el cielo, apretó enormemente el tubo de pasta dentífrico y la pasta empezó a salir en una larga cinta rosa. Después de cubrir su cepillo con una verdadera montaña de pasta, el cronopio se encontró con que le sobraba todavía una cantidad, entonces empezó a sacudir el tubo en la ventana y los pedazos de pasta rosa caían por el balcón a la calle donde varios famas se habían reunido a comentar las novedades municipales. Los pedazos de pasta rosa caían sobre los sombreros de los famas, mientras arriba el cronopio cantaba y se frotaba los dientes lleno de contento. Los famas se indignaron ante esta increíble inconsciencia del cronopio, y decidieron nombrar una delegación para que lo imprecara inmediatamente, con lo cual la delegación formada por tres famas subió a la casa del cronopio y lo increpó, diciéndole así: -Cronopio, has estropeado nuestros sombreros, por lo cual tendrás que pagar. Y después, con mucha más fuerza: -¡Cronopio, no deberías derrochar así la pasta dentífrico!

Historias de cronopios y famas, Julio Cortázar!

5 comentários:

Desmembros disse...

Olá, vimos que passou pelo nosso blog. E gostararíamos de convidá-la a participar. O desmembro é um blog coletivo. Caso se interesse o login é desmembro@gmail.com e a senha é imortalidade.
Um abraço

kaplan disse...

prometemos! (pero xa lle digo que aprendín a usar a cortázar como antídoto para iso cando era rapaz)

(rapaz eu, claro) :-D

La queue bleue disse...

Obrigado pelo convite, senhores de desmembros. :) Que honra.
Abraço para vocês!

La queue bleue disse...
Este comentário foi removido pelo autor.
La queue bleue disse...

Kaplan :)
Entom é-me um pouco cronópio. E vem de antigo! Alegro-me (mais, se cabe). :)